Comments Off

Sábado

Convenimos en dormir en hoteles diferentes. El de ellos no tiene internet y eso me condiciona por el tema de las comunicaciones. Me desplazo a otro más hacia el centro de la ciudad y bueno, no tiene tampoco conexión internet. De hecho, aquí salvo un ciber café, no hay internet en la ciudad. Queda comunicación por what pp que funciona razonablemente bien. Te sorprende estando en el corazón de África y en las condiciones del país que todavía la tecnología punta, funcione…..

Me llaman a las 8 de la mañana y dicen que pasan a recogerme a las 9. Terminarán apareciendo a las 11. Los llamé varias veces y nada, hasta que decidí desplazarme a su hotel cuando me llamaron ellos.

Tomé la típica motoreta africana-asiática con capacidad para 4 o más personas y me desplacé por el único carril asfaltado de la ciudad, si bien a mitad de camino, me vuelvo. Me vuelven a llamar, que están en mi hotel….Esta gente no tiene reloj, ni planes, ni estrategia a seguir, me digo…

Me dicen que el manager del orfelinato no está aún, que viene de camino de la frontera de Kenia. Joder, me digo…., que país…!!! Y les pido que lo llamen a ver cuando podemos quedar, ya que me dicen que les ha dicho que a las 16. Les insisto y le llaman. Veo que comienzan a discutir y me lo pasan.

El tipo habla inglés, bastante arrogante y autoritario. Me dice que no va a ver manera de ver a la niña. Le digo que por favor sólo queremos entregarle una maleta y me dice que está prohibido y además el no está allí. Le digo que por favor de nuevo nos deje aunque sea pasar, me reitera que no ya en un tono más alto. Y termino por implorarle clemencia, que vengo desde España, etc…Confirma que no. Le digo que aunque sea una foto de la niña, o sólo pasar por allí. Y el tipo ya gritándome me dice que hacer una foto a la niña acarrea consecuencias, que es peligroso, no está permitido y que no se nos ocurra pasar por el orfelinato. Le suplico y me dice que no. Que llegará por la tarde y que hablaremos en el hotel y trataremos el tema. Que no le llega dinero del contacto que me vino a recoger al aeropuerto, uno de los mafiosos. Y que hay que hablar de eso.

Cuelgo el teléfono y me pongo a llorar desconsoladamente con uno de mis acompañantes que me dice que siente vergüenza de su país. Hasta que nos consuela la mujer que nos acompaña. Esta mujer tiene pinta que no tener ya lágrimas. Me conmueve su gesto. Como una madre.

Mi acompañante aprovecha el momento emotivo para pedirme unos 50 euros más para el conductor, que el camino estaba mal, el lugar muy lejano, etc…Se los doy sin rechistar. El argumento es razonable y el momento totalmente bien elegido.

Pasamos la tarde deambulando por esta ciudad horrible sin ningún atractivo hasta la hora de comer. Almorzamos y nos separamos.

Yo me pierdo por la ciudad hasta que me tropiezo de bruces con una escena que me deja muerto. Una madre tirada en el suelo, liada en una tela hasta la cabeza en un estado de miseria que solo he visto en reportajes humanitarios, y un niño pequeño desnudo de cintura para arriba sobre ella. De un año de edad supongo. La imagen era impactante ante la pasividad de los demás transeúntes. Impactante de verdad. Hasta el punto que entré en estado de schok y mi cerebro ya saturado no fue capaz de asimilar dicha imagen. Demasiado cruda, bestial para mi retina. Mi cabeza ya tiene completo el cupo de mierda procesada a lo largo de mi vida, y no cabe ni una imagen más. Esta es la última me digo, y la última vez que visito el África negra. Lo juro. No puedo tragar más imágenes de estas. Estoy Full, lleno a rebosar….

Saco dos fotos, me agacho y le pongo en la mano a la mujer un fajo de billetes. No pude mirar al niño. No le miré más, me levanté y me fui. Su mirada me dejo Kao. No llegué ni a la esquina. Me derrumbé y lloré desconsoladamente, solo, en un callejón. Intenté borrar esa imagen de mi cabeza y sólo me quedé con el momento que un transeúnte lo único que hizo fue llamarme la atención por sacar la foto. Ni un acto de compasión, ni de caridad. Aquí hay demasiada gente y poca comida. La lucha descarnada por la puta y pura supervivencia. El pez grande se come al chico. Lo de toda la vida. La historia del ser humano desde los siglos de los siglos. Ámen.

La escena era espeluznante, triste hasta morir. Jamás vi tan cerca una imagen tan brutal. Ni me acerqué al niño. Aquí antes de dejar adoptar a un niño en fase de muerte segura, prefieren que muera en la tierra, sobre todo si no se puede sacar nada por él. Esto no es animal, porque los perros tienen ms nobleza y solidaridad. ´

Esto es inhumano. Google y Dios se olvidaron  de esta región hace tiempo, y últimamente ya ha dejado al diablo campar a sus anchas.

Pasa la tarde y decido sacar de la maletas unas cuantas chuches y darme un festival de entrega por las calles a los primeros niños o niñas que vea. Es el mejor momento del viaje. Se forma una pequeña fiesta callejera con fotos y filmaciones incluidas.

Me llaman mis acompañantes para que pase por el hotel, sin más explicaciones. Me pillo una moto que me lleva por una ciudad con una infraestructura muy africana. Caos, mierda y polvo a doquier.

Llego al hotel y me espera el sobrino, que está medio pedo a muchas cervezas. Me pide una y yo pago las 6 que se han bebido entre él y su tía. El tipo está muy confidente y algo cariñoso, y joder…, me empieza a mosquear. Me toca la cabeza, los tatuajes del antebrazo…, en fin, demasiado cariñoso o demasiado tajao….

Me confirman que todo el proceso es una mierda, corrupción a doquier y que el manager aún no ha llamado. Aprovechando un descuido pago las cervezas y me marcho a mi hotel. No soporto a los borrachos, ni la música a todo trapo discotequera africana, ni al grupo de borrachos de al lado.

Camino de vuelta, me meto en el hotel, ceno mi sopita y espero a que me llamen por si hay reunión nocturna con el manager.

A las 21 me llama el sobrino, algo tajao y me dice que quiere hablar conmigo a solas, que está un poco decepcionado con no sé que del dinero y que el manager por fin llegó a la ciudad, como Billy el niño…, y que accede a que ya esta noche no, pero que mañana nos veamos temprano por la mañana para gestionar el tema de la niña.

Tal y como me lo dice, albergo escasas esperanzas de ver mañana al tipo y mucho menos a la niña. Y doy la historia por perdida. Era una misión imposible. Me he quedado a 10 minutos de verlas después de recorrer 600 kilómetros en tren, 8000 kilómetros en avión , 400 más en coche  y jugarme el tipo con unos cuantos hijos de perra.

Era una misión suicida. Yo sabía desde el primer momento por todos los antecedentes que el caso estaba demasiado enquistado y la corrupción ya en un nivel propio africano en cuanto ven un hombre o mujer blanco con sus puntos débiles al descubierto. Como los tiene mi amiga. Hace aguas emocionales por todos lados. La han estafado y la van a seguir estafando si de una vez no corta su vínculo con la niña, ya que su universo es este. Y no quieren que salga de ese universo, porqué aún le pueden cambiar el nombre y ponerla en adopción de nuevo en otro país, sin que nadie lo detecte. La pasta manda. No hay otra señores…..

Una anecdota “gracios” entre tanto drama africano. Me ha llamado uno de mis acompañantes por teléfono. Que quería hablar conmigo. Bajo a la recepción y ahi estaba el tipo bastante bebido ya….Lo entiendo, ha sido un día duro, hemos llorado juntos hasta abrazarnos y luego nos hemos bebido unas birras y con el compadreo el tío me acarició la cabeza y luego el tatoo del brazo…No le dí importacia la verdad, pero noté algo, eso se nota. Total, que me dice que quiere hablar del dinero a pagarle al conductor, que el sitio está muy lejos, que ha gastado mucha gasolina, etc…Bien le digo, adelante. Y con una tajá importante me pide dinero para pagar su hotel y la cena. Algo razonable, pero le veo muy balbuceante. Le doy la pasta y el tipo, así, a palo seco, sin vaselina me suelta “I wish you” and “I love you”…, o sea, te deseo y te quiero…Me cago en la puta, no puede ser tío….Estamos en África en modo “Rescate Niña…” y va y me suelta que está enamorado de mí..!!! y aprovechado la llamada a la oración nocturna de los musulmanes con el ramadán, me quiere poner mirando para la Meca y hacerme la caída del imperio romano…..Joder tío, con la que está cayendo y me vienes ahora a hablar de Amor….??? El caso es que el tipo me lo dice emocionado, con lágrimas en los ojos, y harto de cerveza para supongo encontrar el valor de decirlo….Me dice que le ha emocionado verme llorar por la niña, que normalmente los hombres no expresan sus sentimientos, etc…..Me quedo a cuadros….

Joder me digo, maldita mi suerte. Ya me intentaron dar pomada en un Hammam de Damasco una vez y ahora este aquí en mitad de la selva intentando salvar a una niña del Diablo, va y me suelta esto….!!!Le digo que se vaya a dormir la mona y que mañana hablareíamos….

Entre tanto canalla quién me iba a decir a mí que iba a surgir una historia de amor africana….., con un habibí……

Comments are closed.