34. Peking. El ritual del té….Un timo. 

(Beijing Tea Scam)

Antes de empezar este relato me gustaría hacer una aclaración, anticipándome un poco a lo que alguno/a vais a pensar.

Lo primero: He de confesar que soy una persona curiosa y que además me gusta intentar buscar mis límites. Es una desgracia como otra cualquiera.

Lo aclaro, pues es verdad que me pasan a veces cosas que no le pasan a los demás. Me refiero básicamente a las situaciones límites, y en especial, cuando viajo, que por aquello de querer integrarme y absorber el entorno, a veces “me meto en charcos algo profundos.” Si bien debo añadir que no sé muy bien porqué regla matemática, atraigo cierto tipo de personas y personajes……, ignorando ciertamente  la causa exacta.

Algunos me dicen que tengo cara de buena persona  ( lo cual detesto…..en especial cuando me lo dice una mujer….ya que esa apreciación me impide ya de por si sacar mi lado canalla…. Y a veces lo lamento).

Otros me dicen que es mi condición….que como escucho….!!!!.Pues nada, que con esas al final, cualquiera entra hasta la cocina y cuando me he dado cuenta, me ha cambiado “todos los muebles de sitio” y me deja la vida “patas arriba”, al menos por un rato.

Varios de mis  amigos me comentan,…….. que “sí la buscas, la encuentras….”. “ que siempre estoy y he estado donde está el peligro….”

Y otros, como la señora que me trajo al mundo, mi progenitora, mi mami, es más contundente y simplemente dice, que de bueno que soy, soy gilipollas.

Aunque debo hacer una matización: No soy especialmente bueno. Me esfuerzo por intentar serlo, pero en general, no lo soy, al menos especialmente. Aunque lo que si debo de tener, es cara de Gili..

Pues dicho esto y aclarado algunas cosas, paso comentaros unos detalles de este país llamado China, en concreto de su “bella y enorme” capital, Beijing. Antes de contar el relato, necesito además explicar algunos pormenores de la ciudad a fin de situaros en lo que me aconteció….

Hablaré de Pekín o Beinjing. Sin extenderme demasiado, decir que es una ciudad totalmente controlada. Hay miles de cámaras por las calles, dentro de autobuses, en portales etc…Además en cada bloque hay una mujer o un hombre, suelen ser jubilados,  con un brazalete rojo con la inscripción en chino e inglés, “guardián voluntario”…Hay voluntarios también para dirigir el tráfico, vestidos de azul y naranja ( son peores que los propios polis….), voluntarios para vigilar las calles vestidos de verde…etc…Son un ejército…cada uno con sus uniformes. O sea, que aparte de polis y militares, hay mogollón de voluntarios servidores de la sociedad y del estado. Es alucinante, os lo juro. Máximo control. Y estatuas y fotos de Mao-Tse-Tung a gogo por toda la ciudad…….Que quede presente y grabada en la mente de los ciudadanos esa magnífica Revolución Cultural, que los sacó del feudalismo y los metió en “otra cosa”….

Pues toda esta sensación de control, crea una pequeña paranoia. Sobre todo cuando a tu amigo, por tener algunos amigos tibetanos, se meten en su correo y se lo infectan de virus y el que suscribe por buscar unas fotos del Tíbet, le bloquean la página. Y eso no me lo han contado, ni lo he visto en “Andaluces por el mundo” ni en “Discovery Chanel”….Estoy aquí por turismo, pero también me quiero enterar un poco sobre el terreno que se cuece en los países que visito, como vive la gente, que sienten, su historia, su pasado, su existencia etc….Y aquí no se expresa ni Cristo. Todo es neutro. Parece que ni sienten ni padecen. Robots, planos con un pensamiento único y de aquí a poco, como el libro “1984” de George Orwell,…..con cámaras en el dormitorio, para que el Gran Hermano lo controle absolutamente todo.

Total, que como veis, no me mola mucho este sitio. 

Paso al relato.

Mi primer día en Pekín tras mi regreso de esa cloaca llamada UlaanBaatar. Llegué anoche y a duras penas conseguí un hotel en una zona encantadora para mí en esta ciudad: Los Hutones. Son antiguos barrios tradicionales donde las casas son bajas, calles adoquinadas y estrechas….una especie de laberinto. Algo parecido a los antiguos corralones de vecinos. En fin, es una zona muy tranquila y se respira una cierta tranquilidad y cordialidad.

Esta mañana me he tenido que cambiar a otro hotel, pues aquí no guardan la plaza….Son extraños estos chinos. Total que me mudo a otro hutón cercano, con las dos mochilas y en mitad de un aguacero importante. Llego, me cambio y me voy a dar un paseo por la ciudad. Y decido ir a ver la Plaza de Tiananmen. Ya sabéis que hace dos décadas algunos estudiantes se rebelaron contra el poder comunista..…Esa imagen del chino delante del tanque. Pues eso ocurrió aquí. La  rebelión fue aplastada sin piedad, y desde entonces la plaza se ha convertido en un símbolo, y las medidas de seguridad son extraordinarias. Cámaras, policías, ejército etc….”Pá” que nadie se desmadre otra vez. “Una y no más Santo Tomás”. Y para eso los chinos, son unos monstruos.

Pues os decía que me voy a pasear por allí. Dicen que es la plaza más grande del mundo. Imaginaros. Miles de personas. Miles de turistas. Abarrotado.

Yo caminando entre la multitud, de nuevo con “mi traje de caperucita roja”, así como despistado, absorto por la grandiosidad, por el mogollón de gente, por el mogollón de cámaras en las farolas, apuntando para todos lados, por la posición rígida de soldados uniformados cada 20 metros entre la gente, como si fueran estatuas……cuando de repente, se me acerca una chinita muy mona y se me pone a hablar en inglés. Yo que miro para todos lados pensando que se ha equivocado, y ella que sigue, y me da “palique”. La tipa mirándome con esos ojitos rasgados y esas pestañitas, como los camellos del otro día en el desierto, con ese aire de “¿…Que hace un chico como tú en lugar como este….?

Inmediatamente me salta el resorte de “ALARMA—ALERTA ROJA”, pero la muchacha en un buen inglés sigue hablándome tranquilamente, y oye, que la miro y me digo que está bien….y me “dejo seducir” un poquito. Ventitantos, con todos sus “complementos”, vaqueros ajustados, camisa fina, sujetador de encajitos con tiras transparentes, corte de pelo con flequillo irregular y mechas rubias,  con puntas a los lados, tacones altos con medias negras y uñas pintadas, bien cuidada, bien alimentada, manicura perfecta, maquillaje suave y belleza sutil. El primer vitazo me digo que es una profesional, sin duda. Entre los miles de personas y miles de turistas, que pasa…? ¿ Que yo soy el más guapo de la Plaza más grande del planeta….? ¿ O el que tiene más cara de Gili…..? Pero he de confesar que admiro la sutileza y la “clase” para dar palique y para poco a poco irme apartando de la multitud…..Todo un arte, tras ver la rudeza de los chorizos de Ulaanbaatar. Una profesional educada me digo. Y yo que me sigo dejando llevar y es cuando esa curiosidad “antropológica” que menciono me puede…..y me crea algunos problemillas. Y lejos de mandarla a dar un paseo, le sigo el rollo, y me digo a mi mismo…..Vamos a ver que me tiene preparado la “suavona” esta..…

Vamos caminando como el que no quiere la cosa y salimos de repente a un parque solitario. Habla bien, ilustrada,  tono suave y amigable. Que si estudia inglés y música, que es muy delicada, familia humilde etc…

De repente nos metemos en un salón de té. Aquí los bares tienes reservados para la familia, amigos etc…Es corriente meterse en una habitación el grupo de amigos o familia. Y total, la camarera nos sienta en un reservado y cierra la puerta. Me mantengo alerta y me digo una vez mas…..” macho, como te gusta el riesgo…y de nuevo estás en la boca del lobo…” Y me viene a la memoria,  un viaje que hice a Estambul con dos amigos, compañeros de trabajo y la encerrona que nos hizo en un tugurio a las tantas de la noche una joven parecida a esta, y lo chungo que se puso la cosa con los “amiguitos” de la muchacha…y eso que éramos tres jóvenes curtidos y con ganas de comernos el mundo….……

He de confesar que la chavala lo hace muy bien, muy profesional, muy sutil, muy educada….como una Geisha. Incluso pensé en un momento que lo fuera, al estilo moderno. Pero hay un pequeño detalle que la delataba: los zapatos de tacón de color violeta con unos detalles como de diamantes, así un poco “merdellón”. Pero aún así, me decía que la tía se lo curraba muy bien.

Llega la camarera y pregunta que vamos a pedir. La chavala os juro, con mucho arte, termina por sugerirme el té con su ceremonia, que es una cosa estupenda y muy tradicional…….y declino el té, pues sé que es una pasta a veces tanta historia de ceremonias y “tacitas por aquí tacitas por allá y tiro porqué me toca…”, y le digo directamente que cerveza…que ahí no me pueden clavar porque es una botella a secas, sin más historias.

La chica pide té pero lo digo que sin ceremonias, ( me dice que en China una chica que bebe cerveza o fuma es una guarra….y yo “asín”….hago que me lo creo….) y la tipa se lo vuelve a montar de forma que como una prestidigitadora termina haciéndome a mí elegir el té que ella se va a beber. Una artista……Al rato me traen la consabida cerveza caliente y el té, con trocito de sandía y unas pastas. Bebo la cerveza y la tía me “embauca” para tomar el té. Lo pruebo y bien… y me cuenta un poco su vida….Le pido que me enseñe fotos, a ver por donde sale y me enseña fotos de su familia en el móvil, como si todo estuviera diseñado todo en una coreografía perfecta y la chavala improvisaba de muerte….. que la cámara se le estropeó estando en la Muralla China el otro día…etc…Os juro, que aunque sentía la trampa, admiraba como estaba “actuando”. Me dejé llevar, aunque estaba empezando a pensar como salir de allí de forma “amable”, sin desentonar mucho, pues la muchacha era tremendamente educada y coño, me estaba empezando a dar pena ser un poco grosero..…..

Empecé a sentirme incómodo la verdad, y digamos que y hasta pensé en que igual la tía me propondría un masaje o un polvete…..y lo dicho, que sinceramente no sabía como decirle que Niet, que aunque estaba de buen ver, y que ganas no me faltan,  porqué no soy ningún monje y esas cosas…..pero que yo no suelo “ yacer con ninguna moza” pagando,  que no me va el rollo, que  no me da morbo…..

La llaman al móvil, me dice que es una amiga que vive en la ciudad que le ha preguntado con quién estaba etc…y que ella estaba muy ilusionada por estar con un guiri hablando inglés…..y yo de verdad, que ya me estaba dando apuro la situación y diciéndome a mi mismo y a ella misma en plan de guasa…..que soy Spanish…que no soy del imperio británico…y ella que no le importa, que solo quiere practicar un poco lo que ha estudiado..….

Total, que me dice tras media hora y justo tras la llamada que es tarde, que se tiene que ir. Le digo que vale, intuyo que la llamada era como la señal de ir terminando con el teatrito del té, que nos  vamos y pide la cuenta. La camarera, con cara de angelita de no haber roto un plato en su vida trae la cuenta, y yo como un caballero, la cojo a fin de invitar, auque la muchacha sea una “Lumi” .”.

La cuenta por el té y la cerveza ascendía a 1.300 yuanes, es decir, 150 Euros.!!! “ Tocate los cataplines Pedrín…..” Y me quedo a cuadros….. y me digo a mi mismo, que es el precio que hay que pagar por jugar a “reporteros del mundo” y demás experimentos antropológicos.  Ahí estaba la trampa. Que a pesar de haber rechazado la ceremonia del té, la cuenta asciende a eso. Conservo la calma, pienso en décimas que seguramente habrá un colega o dos en la puerta y  que en realidad no ha habido coacción alguna, sino un sutil engaño, han cambiado la carta de precios o simplemente la tienen ya preparada confabulada con la camarera. Todo muy bien elaborado, sin fuerza ni extorsión alguna aparente. Al fin y al cabo has consumido. Es lo que hay.  Una “clavada” gorda que diríamos en España. Además asciende a 150 euros que en España sería si se pudiera considerar, una falta leve o un precio abusivo o NADA. …en China, ni idea, no controlo como está el tema de faltas y delitos, ni cómo funciona el sistema judicial y el social…..

El caso es que con mucha sangre fría le digo que no tengo tanto dinero, que tengo unos 50 yuanes, unos 7 euros. Me dice que pague con tarjeta, y ahí lo lleva claro. Le digo que la tengo en el hotel. ( China es el primer país del mundo en falsificación de tarjetas, de ropa y de virus por Internet…eso lo tenía claro en la memoria, y la tarjeta “ni mihita”…). Me dice que vamos a buscarla, que deje el pasaporte ahí…le digo que también lo tengo en el hotel…¿ En que hotel? Me pregunta. Le enseño una tarjeta, luego otra para despistar, y ella deja su DNI en prenda y salimos a la calle. Pienso en salir pitando pero va a ser un escándalo por la calle, y no sé si tiene compinches esperándola. Más que ella, me preocupa ya sus “colegas” y de paso, la mala prensa de la mafia china que trafica con seres, órganos y con lo que se tercie. Conservo la calma, y pienso que antes de nada hay que salir de ese tugurio, salir a un espacio más abierto, habrá más oportunidades y le digo de coger un taxi, ella quiere coger un rickshaw que hay enfrente, le digo que no me gustan, que mejor un taxi. Desconfío de ese conductor. Parece todo muy preparado.  Y paramos un taxi y nos subimos. Vamos en dirección al barrio donde estuve la primera noche, para despistar un poco. Seguimos hablando de cosas sin importancia, mientras pienso si nos sigue alguien y como voy a darle esquinazo. Ya llegados este punto, estoy en tensión, pensando la jugada que voy hacer para salir bien parado y causar los menos “daños colaterales” posible. No es mi territorio, y no controlo mucho el tema  de mafias y polis, así que pienso en actuar sobre todo con prudencia, sin llamar mucho la atención y dejar a la chica que siga pensando seriamente en que voy a pagar. Tiene móvil y no sé donde se encuentra su “protector/es…..

Pienso en ir directamente a una comisaría, pero reflexiono….no hay delito, como mucho una estafa…o una factura sin pagar en el peor de los casos….Policía corruptos tal vez, no es mi país, no es mi idioma….lo tengo todo en contra. Además la Policía China no se caracteriza precisamente por su amabilidad y por  respetar los derechos humanos. Aquí a modo de ejemplo, existe la pena de muerte, y la manera elegida es el fusilamiento, nada de mariconadas tipo silla eléctrica o inyección letal….Además se le hace pagar a la familia del ejecutado la propia munición que utiliza el pelotón de fusilamiento….Y me digo, que todo, por le esa curiosidad….y lo más patético….que estaba pensando ya en cómo lo iba a escribir en mis relatos…..sí salía bien parado de esta….

Llegamos al Hutón, nos bajamos, intento caminar un poco más deprisa, a ver si en un despiste me puedo desmarcar. Me meto en un servicio público, mientras miro por si la tipa viene acompañada. Veo que llama por teléfono, no sé si dispongo de tiempo, si su ”protector” estará cerca. Seguimos andando y me meto por un callejón y en un despiste accelero el ritmo con la intención de marcharme del lugar sin decir bye, bye…..y  a ver si la tía me sigue o si sale a la “luz” algún “maromo”….La muchacha me grita y me dice que no me vaya, miro para atrás y no veo a nadie excepto a ella, y me paro. Me coge el brazo y le digo con la mirada que no me toque. Y aquí ya pongo las cartas sobre la mesa y la tía se transforma, y deja de ser educada y tímida, me empieza a gritar diciéndome que le pague y le digo que no y que me acompañe al final de la calle que hay una comisaría de Policía….Y que allí expliquemos el asunto…..Me la juego pues no sé que pasa con la poli aquí, y la ti a sigue tras de mí gritándome que soy un mierda, que la tenía que invitar al té y demás paridas……Ni la miro, ni le contesto. Sigo mi paso intentando desconcertarla, sin prestarle atención, ignorándola.  Procuro ir por calles transitadas por si aparece su “maromo” y la tipa viendo que está todo perdido me pide 10 euros a la desesperada….y telefonea desesperadamente supongo que a su colega, diciéndole supongo que estamos en tal hutón….

 Le digo que ni de coña, sigue insistiendo, nos vamos acercando a la comisaría….Yo la verdad es que quiero evitar a toda costa una movida con la poli por una asunto tan poco claro, por un intento de estafa, pues es un intento y tan sutil….y veo que ella ve mi determinación y aguanto el tirón, la presión a pesar que ella mientras me sigue y  está llamando por el móvil a su “colega” insistentemente, supongo. Al final me pide 2 euros para volver en taxi, y sin pensarlo mientras camino y ni la miro, le doy los dos euros, pues veo que ya está a punto de tirar la toalla, y efectivamente, se va quedando rezagada hasta que desaparece. La movida me ha costado 4 euros…..!!! y un mal cuerpo….y podía haber sido peor supongo….

Me meto por un callejón para largarme lo antes posible de allí, por si aparecen sus colegas, subo a  un taxi, llego a la zona de mi hostel, me pongo el chaquetón, me quito la gorra y entro un poco en paranoia con todas las cámaras por las calles, cuando me cruzo con alguien que me mira más de la cuenta, con un poli…..Me meto en mi habitación, me pego una ducha, me cambio de ropa, de sombrero y descanso un rato.

Y tras recuperarme del percance, y como me va la marcha, pues decido coger el autobús y volver a la Plaza Tiananmen, a ver si localizo de nuevo a la muchacha, a su colega y echarles un vistazo….Que ¿ por que…? Pues por esa “curiosidad”, ese querer llegar a los límites, esa atracción un poco por el peligro…..yo que sé.

Vuelvo a la plaza, miles de personas, cientos de policías, cámaras, control. Y me pierdo entre la multitud, y vuelvo a hacer el recorrido por el parque solitario, y llego a la zona del salón de té, donde utilizando técnicas “camaleónicas” me acoplo en un lugar desde el que tengo un control de la entrada y de la calle.

Y al poco veo a la tipa aparecer por la calle, en dirección al local, esta vez va acompañada de su “maromo” por protección ( no querrán volver a que pase lo de antes…) y de un guiri despistado, a quién van a “sablear” en la teteria. Me muero de ganas de poder prevenirle, pero me quedo quieto y observo. Me tiré 2 horas viendo como no solo ella sino más chicas hacían lo mismo. Un salón de té ficticio junto a uno real, del cual varias camareras confabuladas entran y salen para llevar los tés y las listas de precios cambiadas. Varias personas del barrio colaboran también en la  “escenificación”, incluso llega un policía que se mete y luego sale sin más historias…igual también se lleva una “comisión”, quién sabe.

Ví al menos 5 casos en dos o tres salones de tés de la misma calle. Todo muy bien montado, tan bien que al salir se despiden del guiri y vuelven a la Plaza a por otra victima o víctimas…sin temor a nada….pues en realidad, no hay delito, ni coacción…..tan sólo un precio abusivo, una sutil estafa….el timo de la estampita. Abordan a personas solitarias, parejas e incluso grupos….Lo hacen con un talento y maestría envidiable.

No me faltaron ganas de liarla un poquito, pero me digo que estoy en Tiananmen, y a la minima te deportan o te dan un par de hostias o directamente te fusilan y nadie de entera….. pero opté por la prudencia y le dije a  mi pequeño orgullo herido que es el precio que hay que pagar por sentir las cosas en primera persona, por ser el “protagonista” de la pelí….y son los riesgos que hay que tomar para luego “impresionar” a tus colegas…..

Minutos después de volver a mi hotel, leí en un libro, que esto que ocurre es bastante frecuente y conocido en la zona, sobre todo con los turistas. Incluso los tipos y tipas que captan a los guiris son actores….es decir, que han estudiado arte dramático…..

Y oye, que doy fé…..Palabra. Son unos artistas…!!!!!!!

Para más información: el lugar está cerca de la plaza de Tiananmen, hutón Felongongua y la tetería se llama JHH tea house, y otras a su lado…..Un timo sensacional!!!

El vídeo no es mío….Es un extranjero que una vez que le hicieron el timo, se tomó la “revancha” ,  volvió al lugar haciéndose pasar por un inocente turista y filmó toda la secuencia….Buena idea……Cosa que yo no pude hacer, tomo prestado este testimonio….

  1. Stupid says:

    yes this just happened to me today, damm it i feel so stupid as i am just as curious as you and just could not help my self.